¿Qué es la Heráldica?


¿Qué es la Heráldica?

La heráldica, tal y como la conocemos hoy en día, nace en los albores del siglo XII en los torneos entre caballeros como un modo de diferenciarse los unos de los otros.

Combate medieval mostrando la heráldica

 

Dado que en los torneos se producían muchos heridos, aunque no era ese su fin, los caballeros fueron cubriendo su cuerpo con, cada vez, más hierro llegando a lo que conocemos como armaduras.

Llegado este punto donde, dichos caballeros llevaban totalmente cubierto su cuerpo, no eran reconocibles tuvieron la necesidad de identificarse mediante unos símbolos únicos y propios.

Esto mismo ocurría en el campo de batalla y como el elemento con más superficie visible era el escudo defensivo, se empezaron a dibujar sobre él figuras y piezas geométricas como leones, osos, águilas, castillos, torres, bandas, ... que contribuían a diferenciar e identificar al portador de ellos, los escudos de armas.

En su origen, estos dibujos o armas eran propias de cada persona que las portaba, cambiándolas libremente a su antojo. Con el paso de los años y viendo la utilidad de la identificación, las armas fueron pasando generación tras generación como el símbolo familiar convirtiéndose en armas hereditarias, siendo las primitivas o puras las originarias de cada linaje.

Llegó un momento en el que los escudos, con sus símbolos, fueron siendo cada vez más comunes, por lo que se hizo necesaria la figura de la persona regule y ordene su uso.

Los reyes y señores encargaban el diseño de los escudos de armas a los heraldos, dando nombre a la heráldica.
El heraldo aún proveniente de un estamento social no muy alto, va adquiriendo mayor rango social, pasando a denominarse “reyes de armas” y sus ayudantes farautes y persevantes.
La importancia de este cuerpo social llega a tal extremo que globalmente se llama oficial de armas.

La heráldica va evolucionando durante el transcurso de los años, llegando a adquirir características distintas según la época:

  • Creación: Principios del siglo XII. Busca la identificación del caballero.
  • Consolidación: Siglo XIII. Las armas personales pasan a ser hereditarias o de linaje.
  • Desarrollo: Siglos XIV y XV. Aparecen los primeros tratados heráldicos con leyes y reglas.
  • Decadencia: Siglos XVI a XIX. Durante este tiempo, la heráldica sufre diversas transformaciones y llega a mercantilizarse. Es el siglo XVIII el gran siglo de la heráldica.
  • Actual: Desde el siglo XX a la fecha actual. Existen corrientes importantes que velan por una regeneración y vuelta a los inicio puros y primitivos de la ciencia heráldica.


Es a partir del siglo XIV cuando la heráldica deja paso a la identificación del caballero para pasar a servir como historia de alianzas familiares.
El inicio del significado de las armas era la identificación del caballero, dando paso a indicar la empresa que intentaba acometer su poseedor.
La transformación, tanto del diseño como los fines, tiene su origen en el desplazamiento de los caballeros de los torneos hacia el campo de batalla, entre otros motivos por la supresión, prohibición y condena de los torneos por parte de la Iglesia, llegando a prohibir enterrar en terreno sagrado los muertos por su causa.

Desfiles mostrando la heráldica en los escudos de armas

 

En el campo de batalla, la caballería, portadora de los escudos principalmente, va dejando paso a compañías de arqueros y otras técnicas más “modernas” que hace que la identificación del portador del escudo de armas vaya perdiendo su significado.

Ahora sirve para representar historias de alianzas con otros linajes, hechos pasados, heroicidades, conquistas y más prosaicamente, decorar palacios y casas. Es en este momento cuando el artista se ve libre de ciertas reglas estrictas y se dedica a una mayor decoración de los escudos. Ya no se tienen que ver desde lejos sino, por el contrario, de bastante cerca.
Como resultado, los escudos dejan de tener un solo cuartel pasando a representar cuantos más mejor. Las proporciones y formas del escudo español, adquiridas en la necesidad de proteger al al caballero cubriendo cuello, pecho, brazo, axila y parte baja del cuerpo, dejan paso para crear una obra inspirada por seguir los moldes clásicos.

Hay corrientes contrapuestas en la composición de los escudos, habiendo quien se olvida de la mínimas leyes heráldicas a quien se pasa de exceso de tecnicismo.

La ley de la plenitud queda relegada e incluso olvidada. El mercantilismo intenta convertir la heráldica en algo místico y misterioso solo al alcance de unos pocos iniciados. Intentan convencer a los futuros portadores que los esmaltes de los escudos le han sido asignados por sus propiedades, llegando a darle significados a cada uno de los colores, siendo la principal causa el gusto y capricho de los dueños de los escudos, es decir quien encargaba su diseño.

Los adornos exteriores nacieron muy posteriormente reflejando la vanidad y soberbia de sus propietarios. Cuantas más banderas, cascos, coronas, etc., mejor.

El momento actual de la heráldica es el de velar por la pureza y seriedad de la misma, regresando a los moldes clásicos y suprimiendo todos los excesos, tanto dentro como fuera del escudo de armas.

 

Apuntes de Heráldica

 

Próximos apuntes de Heráldica

 

Representación de Escudos Heráldicos

 


Información de Contacto

Tienda Heráldica

Teléfono: 95 234 17 18
Móvil/WhatsApp: 670 62 22 22
E-mail: info@tiendaheraldica.com
Skype: tiendaheraldica

Transacciones y navegación 100% seguras

Protección de datos SSL por:

Cifrado SSL >256-bit

Estamos en:

  • Facebook Tienda Heráldica
  • LinkedIn Tienda Heráldica
  • Youtube Tienda Heráldica
  • Youtube Tienda Heráldica
  • Skype Tienda Heráldica
  • Pinterest Tienda Heráldica
  • Tienda Heráldica en Etsy

Compártenos:

  • WhatsApp Tienda Heraldica
  • Compartir Tienda Heraldica en Facebook
  • Compartir Tienda Heraldica en Messenger

Agréganos a Contacto:

  • Datos contacto Tienda Heráldica